¿Cómo combinar el color y los motivos en las paredes sin cometer errores?

Al mezclar motivos, es necesario combinar correctamente la forma, el color, el tono y el tamaño para crear un ambiente armonioso en su espacio vital. Los tipos de patrones que elija determinarán el ambiente general de su habitación.

¿Cómo se eligen los colores de las paredes de la habitación?

En primer lugar, lo que debería hablar más alto es su gusto personal. Si no le gusta nada un color, ni siquiera se plantee pintar una pared con él, después de todo, tendrá que mirar esas paredes todos los días. Más importante que seguir una tendencia es pensar en algo que agrade a sus ojos y le haga sentir como en casa.

Recuerda: los colores transmiten sentimientos. Así que, además de sus gustos, conviene pensar en cómo quiere sentirse y cómo quiere que se sientan sus invitados en su habitación.

Considere algunas de las sensaciones que pueden provocar los colores:

  • Azul: expresa calma y tranquilidad;
  • Amarillo: ilumina cualquier ambiente;
  • Verde: da un toque de frescura natural, haciendo referencia a la naturaleza;
  • Naranja: un color vibrante con una fuerte conexión con la comunicación, que despierta la creatividad;
  • Gris: transmite una sensación de sobriedad;
  • Marrón: cuando se utiliza correctamente, es un color que da un toque de rusticidad y confort al ambiente;
  • Negro: transmite elegancia y la sensación de que la persona que posee esta pieza es decidida y segura.

Neutralidad del color y riqueza de la textura

Los colores neutros más versátiles, utilizados a gran escala, son el blanco, el blanco roto, el negro, el gris, el marrón y el beige. Como funcionan muy bien con casi cualquier rueda de color, son un excelente punto de partida para formar la base de un ambiente. Los demás colores, que suelen aparecer a menor escala, en tonos vibrantes o estampados, deben puntuar la decoración en paredes, muebles, adornos y otros complementos.

Fusionar el papel pintado con la pintura

Aunque el papel pintado es una forma más práctica de revestimiento, eso no significa que sea la única opción.

Las pinturas de pared son bienvenidas, sobre todo hoy en día, ya que hay algunos colores de pintura estupendos con excelentes efectos.

Así que opte por ambientes bien pintados y utilice sólo una pared para contrastar con el papel pintado. Algunos modelos imitan la piedra y diferentes texturas que pueden realzar aún más el entorno y hacerlo muy elegante.

Otros prefieren hacer una pared colorida, en cuyo caso puede utilizar papel pintado con textura, con dibujos o geometrías. Es importante valorar qué color va a combinar con el entorno, es fundamental que haya una armonización en este sentido para que la pared no sea demasiado llamativa.

¿Cómo pintar un mueble barnizado?